Éste es el titular del artículo de ComputerHoy, del que no estoy muy de acuerdo, pero entiendo que es la forma en la que un usuario lo puede entender mejor.

Resultado de imagen de fibra óptica
Fibra óptica

Un titular más técnicamente correcto podría ser:

“Las comunicaciones ópticas guiadas podrían quedarse obsoletas con la llegada de las comunicaciones ópticas NO guiadas”

Las comunicaciones ópticas guiadas son un sistema de comunicación guiado a través de la fibra óptica, ese hilo transparente del grosor de un pelo. Ofrecen un ancho de banda bastante mayor que las comunicaciones guiadas por cable eléctrico (no sólo por las limitaciones del propio cable eléctrico, sino también por los protocolos de red utilizados, como la ADSL).

Medio transmision 1.jpg
Capacidad de transmisión de las comunicaciones guiadas (Fuente)

En la tabla anterior se pueden ver los diferentes anchos de bandas que puedes encontrar en las comunicaciones guiadas. En cada caso, depende del tipo de guía y del protocolo de red, pero dan una idea de las diferencias.

Hasta aquí todo bien. ¿No? Bueno, el tema es que estas comunicaciones tienen el mismo “problema” común: usan cables (ya sea cobre o fibra óptica).

La siguiente evolución son las comunicaciones ópticas no guiadas, de la mano de la luz trenzada.

Pero, ¿qué es la luz trenzada?

Los tipos de redes convencionales utilizan los fotones para transportar la información en forma de unos y ceros. Gracias al momento óptico angular se dota a los fotones de un determinado número de giros entrelazados, lo que permite a los fotones portar datos adicionales. Si antes solo eran capaces de transmitir unos y ceros, ahora será posible incorporar letras junto al código binario.

Estos ingenieros de telecomunicaciones han podido “trenzar” los fotones haciéndoles pasar a través de un tipo especial de holograma, similar al de una tarjeta de crédito, otorgando a cada fotón un giro determinado. Este fenómeno se conoce como momento angular óptico (OAM). La capacidad de los fotones trenzados para portar información adicional supone evolucionar la tecnología de las comunicaciones hacia un ancho de banda mayor que la fibra óptica.

Lo que hacen es polarizar los haces de luz (como pueden hacer unas gafas polarizadas) y aprovechar este método para poder llevar todavía más información de la que ya podía llevar (por lo tanto, aumentar el ancho de banda).

Pero claro, como toda onda no guiada, presenta sus problemas:

Esta técnica de momento angular óptico ya han sido empleadas para transmitir datos a través de cables, pero a la hora de realizar dicha transmisión de información a través de espacios abiertos ha supuesto un reto mucho mayor para los científicos. Los cambios en la presión atmosférica dispersan la luz y hacen que se desordene la información de los giros. El grupo de ingenieros de telecomunicaciones examinaron los efectos y la intensidad de OAM que transportaba luz en un entorno urbano para evaluar la viabilidad de este método de transferencia de información cuántica.

Los experimentos se llevaron a cabo en Erlangen, Alemania. Este espacio contaba con 1,6 km de longitud, atravesaba campos y calles con edificios de gran altura para simular con precisión un entorno urbano y las turbulencias atmosféricas que puedan interrumpir la transferencia de información de manera real.

El hecho de realizar esta serie de pruebas dentro de dicho contexto, ha revelado nuevos desafíos que deberán superarse antes de que el sistema pueda comercializarse. Los estudios previos habían indicado la viabilidad de los sistemas de comunicación OAM, pero no habían caracterizado los efectos frente a condiciones climatológicas adversas en la fase de propagación de luz.

Esta tecnología todavía está en pañales, pero pronto tendremos noticias sobre ella. Todas estas investigaciones se hacen en universidades de Reino Unido, Alemania, Nueva Zelanda y Canadá. Para variar, España no está presente en I+D…

Fuente: ComputerHoy

Anuncios